¿Qué es el leasing y el renting? ¿Cuáles son sus diferencias?

El renting y el leasing son dos formas de financiación que están utilizando las empresas en los últimos tiempos, pero es importante saber diferenciar una de otra ya que no son lo mismo aunque presentan características comunes.

Definición de leasing

El leasing es una operación financiera por la que un autónomo o una empresa disponen de un nuevo bien en un régimen de alquiler con opción a compra al final del contrato. Normalmente la opción de compra se efectúa debido a que el precio final a pagar es muy inferior al valor del bien en ese momento.

El leasing se diferencia de un alquiler, en que en el leasing es necesario que se incluya en el contrato una opción de compra al finalizar la relación contractual.

Algunas de las características principales que presenta el leasing es, que desde el punto de vista financiero esta operación se clasifica como una compraventa (ya que la finalidad es comprar el producto al final del contrato), evitando así el pago del IVA que corre a cargo de la empresa del leasing. Este hecho es bastante interesante en operaciones de un elevado importe ya que de otra manera se tardaría más en la recuperación del IVA.

Por otro lado, el leasing admite deducir la base imponible del IS (Impuesto de Sociedades) o IRPF (Impuesto sobre las Rentas de las Personas Físicas) del arrendatario hasta el doble de la amortización fiscal.

Pero no todo son ventajas ya que también presenta inconvenientes, como es el caso de una empresa contratante que no puede acceder a la propiedad del bien hasta que no se termine el contrato de leasing. Por otro lado, las operaciones de leasing no suelen incluir servicios adicionales como puede ser el seguro o reparación del coche, y estos correrían a cargo de la empresa o autónomo. Además, si el contratante decidiese dar por finalizado la operación del leasing antes de lo establecido en el contrato, este deberá de pagar una penalización.

Un ejemplo de simulador de leasing para un coche sería la adquisición de un vehículo de 25.000 € de valor.

·        Fecha: 1 de Mayo 2019.

·        Duración del contrato: 36 meses.

·        Objeto a contratar: Coche de valor 31.200€.

·        Cuotas: 833,33€ que se deben abonar a inicios de cada mes.

·        Opción de compra: 1.200€ que se haría efectiva 31 de Mayo 2022.

Definición de renting

El renting es una operación financiera a través de la cual una empresa, autónomo o particular puede acceder a un bien inmueble a cambio del pago de unas cuotas periódicas fijadas anteriormente. A diferencia del leasing, este tipo de operaciones no tienen incluido al final del contrato una opción de compra.

Otra de las diferencias, es que el renting si incluye servicios adicionales como puede ser el mantenimiento o el seguro del bien arrendado, los cuales correría a cargo de la empresa del renting.

La diferencia entre un renting y un alquiler, es que en el renting se incluyen todos los servicios y gastos recurrentes que necesite el bien y en el alquiler no.

El renting también presenta ventajas fiscales. En el caso de una empresa, se puede deducir el 100% en el IS ya que es considerado un gasto, pero es muy importante que para deducir el 100% se demuestre que el gasto es necesario para el desarrollo diario de la actividad económica. En caso de ser un autónomo, se puede incluir el coste del contrato de renting como un gasto deducible en el IRPF cuando se realice la declaración de la renta, y al igual que en las sociedades debe de demostrar que el gasto es necesario para la actividad de la empresa.

Un ejemplo de simulador de renting para una maquinaria sería la adquisición de una envasadora.

·        Fecha: 1 de Septiembre 2017.

·        Duración del contrato: 24 meses.

·        Cuotas: 500€ que se deben abonar a inicios de cada mes.

·        Los gastos de avería corre a cargo de la empresa del renting.

·        Al finalizar los dos años la empresa debe devolver la maquinaria.

Cuadro de diferencia entre leasing y renting

 LeasingRenting
FinalidadExiste opción de compra.No existe opción de compra.
Servicios accesoriosEs necesario contratar los servicios de mantenimiento y seguro con un tercero.Los gastos derivados del uso del bien van incluidos.
¿Quién lo puede contratar?Autónomos y empresas.Autónomos, empresas y particulares.
DuraciónSi se trata de bienes muebles mínimo dos años y diez años si son bienes inmueblesNo existen límites
Ventajas fiscalesEmpresas y autónomosEmpresas y autónomos
Valor residualAltoNormalmente bajo