Contabilidad financiera de una empresa

¿Qué es la contabilidad financiera?

La contabilidad financiera es la rama de la contabilidad que se encarga de elaborar, clasificar, registrar, resumir e informar sobre las operaciones realizadas, expresado en mayor parte en unidades monetarias para que las personas interesadas puedan tomar decisiones. Esto nos permite conocer entre otros, el balance general y los resultados obtenidos en un periodo de tiempo determinado, siendo normalmente elaborados cada tres meses y de manera anual.

¿Cuáles son los objetivos de la contabilidad financiera?

Los objetivos que persigue la contabilidad financiera son:

  1. Proporcionar datos a los usuarios internos y externos de la empresa. La información debe ser clara y accesible a todas las personas que tienen conocimientos sobre negocios y actividades económicas.
  2. Aportar información a todos aquellos con intereses en la empresa sobre los flujos de fondos efectivos, relacionado con importes, fechas y la incertidumbre de las entradas y salidas de los mismos.
  3. Informar sobre los recursos económicos y obligaciones que afectan o modifican la situación. La contabilidad tiene la responsabilidad de informar sobre el patrimonio y su evolución, tanto cuantitativamente como cualitativamente ofreciendo una proyección de futuro a esa información.

Elementos básicos de la contabilidad financiera

  1. Activo. Conjunto de bienes, derechos de cobro y otros recursos controlados económicamente por la empresa, es decir, representa la inversión realizada en la empresa. El activo se ordena de menor a mayor liquidez, es decir, menor o mayor posibilidad de transformación inmediata en dinero líquido.
  2. Pasivo. Recoge las obligaciones de pago actuales surgidas como consecuencia de sucesos pasados. El pasivo se ordena de menor a mayor exigibilidad, esto es, el tiempo que transcurrirá hasta que deba ser pagada la deuda.
  3. Patrimonio neto. La parte residual de los activos, una vez deducidos todos sus pasivos. Debe incluir las aportaciones de socios o propietarios, además de los resultados acumulados.
  4. Gastos. De acuerdo con el PGC son los decrementos de patrimonio neto, mediante salidas o disminuciones en el activo, o aumento de valor de los pasivos. Los gastos se reconocerán como consecuencia de una disminución de recursos de la empresa, siempre que su cuantía se valore con fiabilidad. La consideración de un gasto no está necesariamente unida a una compra, sea ésta pagada en el instante o no, sino al momento en que ésta es sacrificada con el fin de obtener su recuperación a través de la venta de bienes o prestaciones de servicios.
  5. Ingresos. Son definidos en el PGC como incrementos en el patrimonio neto, mediante entradas o aumentos en el valor de activos o disminución de los pasivos. Se le reconocerá como consecuencia de un incremento de los recursos de la empresa o incluso desaparición de un pasivo.

Si los ingresos son mayores que los gastos, la empresa obtendrá beneficios, sin embargo, si los ingresos son menores que los gastos obtendrá pérdidas.

Ejemplo de contabilidad financiera

Una empresa se dedica a la venta de frutas. Durante el ejercicio económico ha tenido contratado a dos trabajadores en la frutería y ha tenido los gastos de la compra de fruta, luz, agua y alquiler del local. 

Con la contabilidad financiera sabemos:

  • La cuantía total de la compra de la fruta.
  • La cuantía total del salario de los trabajadores y la Seguridad Social.
  • El coste total de los servicios de agua y luz.
  • El coste de alquiler del local.
  • El importe de la venta de la fruta.
  • El total de los impuestos pagados a lo largo del ejercicio económico.
  • El beneficio o pérdida que ha tenido la empresa. 
  • Etc. 

Diferencia entre contabilidad de gestión y contabilidad financiera

La contabilidad de gestión se encarga del estudio del coste de producción de la empresa y a diferencia de la contabilidad financiera esta es interna y no pública, y por lo tanto solo tiene acceso a esa información la propia empresa. Al ser información para la propia empresa, esta no sigue ninguna normativa para su realización, a diferencia de la contabilidad financiera que cumple con las normas del PGC (Plan General Contable).

Otras de las diferencias es que la contabilidad de gestión solo da la información cuando se demanda y la financiera tiene que presentar información de manera anual.